Blog

Blog sobre desarrollo web, diseño y tecnología. Consejos y trucos.

13

Feb 2014

Voy a montar una empresa. ¿Qué software usar para mis dispositivos? (I)

Publicado por / en Blog / Link

Con frecuencia seleccionamos un producto o tecnología basándonos en consideraciones puramente pragmáticas: qué SO funciona mejor para una determinada tarea, qué suite de software es la más barata, etc. Otras veces, sin embargo, entender los principios y la filosofía subyacentes a una determinada tecnología puede resultar útil e incluso decisivo a la hora de adquirir una u otra. Ciertas personas en el mundo de Linux pueden ser muy apasionadas en lo relativo a dichos principios. Estemos o no de acuerdo con ellos, comprender sus puntos de vista, entender qué tipo de software estamos usando y qué derechos tenemos sobre él, es algo básico que debemos tener en cuenta en el momento de realizar nuestra inversión.

Principios básicos del software de código abierto

En general, el software tiene diversas procedencias, cada una de las cuales implica diferencias en cuanto al pago, redistribución y derechos de los usuarios. El número de categorías varía en relación con la profundidad de análisis y los prejuicios de quien haga la clasificación, pero como punto de partida valdrán cuatro categorías generales:

  • Sofware comercial: Individuos y empresas desarrollan sofware comercial con la intención de venderlo y obtener un beneficio económico. El código fuente de los programas comerciales es un secretro protegido y, por lo general, a ningún usuario se le permite introducir cambios en el mismo, salvo las opciones normaales de configuración que ofrece el propio software. La redistribución de software comercial suele ser ilegal. Microsoft Windows y Microsoft Office son buenos ejemplos de software comercial
  • Shareware:Desde un punto de vista legal, el shareware es muy similar al software comercial en el sentido de que está protegido por copyright y en que el autor exige un pago por su utilización. La diferencia radica en que el shareware se distribuye por Internet sin coste alguno y su venta se produce solo cuando el usuario encuentra que satisface sus necesidades y decide seguir usándolo pasado el periodo de prueba. Actualmente, la oferta de este tipo de software a decaído bastante.
  • Freeware:El freeware, al igual que el shareware, está disponible de forma gratuita. A diferencia de éste, los autores de freeware no piden ningún tipo de pago, es decir, regalan el sofware a cualquiera que quiera usarlo.
    Nota: No debemos confundir freeware (software gratuito) con “free sofware” (software libre), el cual está íntimamente relacionado con el sofware de código abierto.

    En ocasiones, los programas freeware son versiones recortadas de paquetes comerciales o shareware, o bien son aplicaciones que el desarrollador regala para promocionar otras de carácter comercial. Entre estas podemos nombrar los controladores de hardware para Windows o el programa Adobe Reader para documentos PDF. Al igual que en el caso del software comercial y el shareware, las aplicaciones freeware no suelen acompañarse del código fuente.
  • Software de código abierto (OSS, Open Source Software): El software de código abierto se define por un conjunto de diez principios básicos, disponibles (en inglés) en la dirección http://opensource.org/docs/osd. Los más importantes de ellos son el derecho que asiste al usuario para redistribuir el programa, la disponibilidad del código fuente y el derecho del usuario a realizar y distribuir versiones modificadas del programa. Estos principios implican que los usuarios pueden modificar los programas de código abierto para adaptarlos a sus propias necesidades, incluso de formas y con propósitos no contemplados por el autor original
Este principio de superioridad del código abierto se conoce a veces como la Ley de Linus: “given enough eyeballs, all bugs are shallow”(que se puede traducir por:”con el suficiente número de ojos, todos los errores salen a la superficie”).

Existen variaciones dentro de cada categoría, así como híbridos que no encajan bien en ninguna de ellas. Por ejemplo, el organismo Open Source Initiative mantiene una lista de licencias aprobadas que respetan sus criterios (http://www.opensource.org/licenses).La ídea básica que subyace al código abierto es que los programas desarrollados de una manera transparente sean superiores al software desarrollado en equipos cerrados dentro de las empresas. Esta superioridad, así como las razones en contra, se argumenta de varías formas que discutiremos en el siguiente artículo.

Bibliografía utilizada para escribir este artículo: Linux Essentials. Roderick W. Smith

Por favor, selecciona una red social para compartir:

Tu también nos gustas :)
POST SIMILARES
comments powered by Disqus